La adaptación de la empresa familiar

Las empresas familiares tienen la obligación de adaptarse a la situación actual , adaptando su configuración y procedimientos a la nueva realidad.

La empresa familiar, disponen de una personalidad propia fuerte y muy arraigada en la dirección. Animarles y ayudarles a dar el salto para transformar la empresa familiar en una empresa profesional es un trabajo que necesita un conocimiento sobre qué es y lo que implica una empresa de estas características.

Para encontrar las soluciones óptimas para conseguir el cambio, hay que llevar un análisis profundo desde el punto de vista racional. Este trabajo lo realiza Ifedes que acompañan en todo momento al cliente y mentalizar a todos los miembros de la familia.

Las empresas familiares cuentan con dos ventajas competitivas como son los valores muy asentados e interiorizados y el nivel alto de compromiso, aunque también posee puntos débiles que las hacen vulnerables.